viernes, 11 de enero de 2013

Ser anonimo en internet

Es posible que en algunas ocasiones nuestras conexiones a internet no queremos que queden reflejadas por ninguna parte. Sin embargo eso no es tarea fácil. No digo que sea imposible pero necesitamos disponer de las herramientas necesarias.

Si que es cierto que en la actualidad tenemos herramientas en los navegadores  tales como Firefox o Chrome que tiene la opción de una Navegación privada. Y que además por lo que he podido ver, el nivel de privacidad es distinto en dichos navegadores. Sin embargo esto no va a ser suficiente para ser anonimos en internet.

Vidalia y la Red Tor

El primer paso para lograr ser anónimos es conectar a la Red Tor y para ello lo vamos a hacer con Vidalia. Un programa que ya viene instalado por defecto con Backbox, o que podemos intalarlo desde sus propios repositorios.

Ya expliqué en el anterioro artículo como funciona la Red Tor, pero por resumir un poco, y simplificándolo, diré que al conectarnos a la red de tor mediante Vidalia lo que conseguimos es, que nuestros datos vayan de un router a otro con los datos cifrados en cada conexión que se establece entre ellos. Más conocido como Enrutamiento encebollado (Onion Router).

Img.1: Panel de control Vidalia


Navegación privada Firefox


Cuando se inicia una navegación privada en Firefox el historial, las cookies, los temporales y el historial, no son guardados. De esta menara conseguimos por una parte que nuestro equipo quede limpio de cualqueier rastro y que además la página web no se quede con ninguna información nuestra gracias a las cookies.

Esto no quiere decir que haya técnicas a parte en las que el servidor web pueda detectar la versión de tu navegador, de tu SO, etc.

Img.2: Advertencia de Firefox: Navegación privada

Img.3: Navegaciónd e incógnito en Chrome


Startpage

Para rizar el rizo podemos utilizar Startpage: un buscador web que no guarda ninguna información de ti. Y que además trabaja con la tecnología de Google. Por lo que los resultados serán los de Google pero sin ser guardados en los servidores del buscador y sin dejar rastro de lo que estuvimos consultando.

Cito una parte de la explicación que dan en la web oficial sobre porqué deben utilizar este buscador.

¿Por qué debo preocuparme?

Los motores de búsqueda más importantes han recolectado en forma silenciosa la base de datos de información personal más grande de la historia. Lamentablemente, esta información puede caer fácilmente en las manos equivocadas. Considere el siguiente caso:

En agosto de 2006, el mundo de Internet quedó terriblemente sorprendido cuando AOL accidentalmente publicó un total de tres meses de datos de búsqueda de 650,000 de sus usuarios, y publicó todos los detalles en una base de datos en Internet.
Esta base de datos es todavía susceptible de busqueda. Es una alerta roja para potenciales pesadillas de intimidad.