lunes, 18 de marzo de 2013

Primeras impresiones de Kali Linux.

 


Bueno después de esperar algún tiempo a que saliera la última versión de Backtrack recibimos la noticia de que Backtrack como tal desaparece para convertirse en Kali Linux.

Una versión nueva complétamente reestructurada y basada en Debian. Manteniendo por supuesto la esencia de la suit de seguridad de Backtrack.

Las pirmeras impresiones que he tenido tras su instalación son bastantes buenas.
Se le ve un sistema robusto, y muy completo. A parte de ser muy estable.

Las opciones de descarga desde la web Oficial son con el entorno Gnome y sin entorno gráfico. Y precisamente eso fue algo que eché de menos, el poder tener más entornos gráficos entre los que elegir.

Si que he visto que se puede hacer una custom ISO con el entorno que uno quiera. Pero ya tienes que andar configurándolo, y eso da pereza.

En cuanto a todas las herramientas de seguridad que incorpora, uff! ...
Si Backtrack ya incorporaba un gran número de herramientas, en Kali Linux han incluido más. Y una mejora sobre estas herramientas a parte de incluir más, es que han hecho una ligera reforma en la categorización de los programas. Aun que las categorías de las herramientas ha cambiado levemente, ahora está, -desde mi punto de vista.- perfecto.

Como ya sucedía antes, las herramientas vienen colocadas tal y como se haría una auditoría de seguridad, <<entre comillas>>.

Bueno, resumiendo un poco, es un sistema bastante potente con la característica de estar basado en Debian.

He de decir que aunque Backbox me impresionó bastante más que Kali Linux, hasta el punto de migrar de mi Ubuntu a Backbox. Kali Linux creo que se va a convertir en el candidato perfecto a ser mi próximo sistema.



PD.: Mientras que escribía el post he ido instalando el entorno xfce y creo que finalmente voy a reemplazar mi Backbox por Kali Linux.