lunes, 6 de mayo de 2013

La controversia de un servidor de archivos entre smb, nfs, afp, y windows.

Img 1: Libros de Informática64
Cuando se monta un servidor de archivos uno tiene claro que lo que quiere es mucha capacidad y a ser posible invertir muy poco tiempo en la creación de las carpetas los recursos y los permisos.

Dando una vuelta por Internet vi la famosa Raspberry pi, y la verdad que parece una muy buena idea eso de tener un mini ordenador por unos 40€ que sirva de servidor. Estuve mirando y viene genial para montar un SSH y un NAS propio bajo Linux o Arch Linux.

Como las ganas me pueden y en ese mismo instante en el que vi la cajita del Raspberry pi no podía tenerlo en poder, decidí intalar un Arch Linux para empezar hacer las primeras pruebas de un servidor con las limitaciones de hardware que tiene la Raspberry pi. Todo esto bajo maquinas virtuales ...
Al final terminé montándolo sobre Debian ya que cuando me puse a instalar Arch Linux requería una instalación limpia desde cero y no estaba dispuesto a tirarme una hora para instalar un SO que en 5 min. puede estar instalado.

Tras montar Debian, lo primero que hice fue instalar el entorno gráfico LXDE por su sencillez y porque es uno de los más rápidos y que menos recursos del sistema requiere.
Posteriormente me dispuse a montar un servidor SSH (el cual ya lo instalé junto con la instalación inicial de Debian, ya que te da algunas opciones antes de finalizar dicha instalación). Eso fue pan comido.

El problema vino cuando me puse a montar mi propio NAS. Decidí hacerlo con samba para que fuera compatible con las tres plataformas, Linux, Mac OS X, y Windows.
Sin embargo me dí cuenta de que andaba muy perdido en cuanto a configurar un servidor samba en un Linux, ya que por suerte o por desgracia disponene de pocas herramientas con entorno gráfico que haga más cómoda su configuración. al final logré encontrar webmin, que es un gestor "Todo en Uno" para las máquinas linux. Con el puedes hacer un millón de cosas, entre ellas montar un servidor samba y gestionar los permisos de los usuarios y las carpetas todo ello de manera gráfica a través de su intrefaz web.

Pero aquí vino una vez más el problema de mi desconocimiento y al realizar las primeras pruebas sobre carpetas, etc. Me encontré con configuraciones infinitas y que no dejaban nada claro al usuario novato en este campo (como yo).

Tras tirarme varias horas pegándome con ello. Y ver numerosas formas de compartir carpetas como lo son AFP, NFS, SMB, etc. tuve que dar mi brazo a torcer y ponerme en el lado de Microsoft.

La administración de permisos de usuarios y carpetas bajo un Windows es, a mi parecer, bastante más sencilla.

También es cierto que llevo más tiempo acostumbrado a manejar permisos bajo Widnows que bajo Linux. Y que también en cierta medida las configuraciones de ambos sistemas cuando se intenta hacer la misma función con ellos, las configuraciones que se suelen realizar suelen ser parecidas. Y en el caso de montar un NAS no lo es.

Al final he tomado la determinación de comprar la Raspberry pi, pero antes he de repasar como funcionan los permisos en Samba. Y para ello he sacado del recuerdo un libro de Informática64 de hace ya algunos años.