lunes, 14 de octubre de 2013

Limpiar tu Linux también es una medida de seguridad

A veces es mucho más seguro el cuidado que una persona pueda tener a la hora de exponer sus datos y de dejar su rastro que el de fortificar un equipo. Un ejemplo claro es que un hacker una vez obtenido acceso a la máquina va a recorrerla de arriba a bajo buscando en todo tipo de logs e historiales con el fin de encontrar un usuario, una contraseña, una Ip, etc, y poder escalar privilegios dentro del equipo o de la propia red donde se encuentra.

Todos sabemos que es muy cómodo darle a las flechas de nuestro teclado para lanzar de nuevo un comando en la terminal. Lo que no tenemos en cuenta es lo que otra persona puede hacer gracias a ese histórico.

En Linux existe una herramienta que se encarga de hacer una limpieza de todo esto, y así evitar una posible fuga.
Esta herramienta en sí, que se llama Bleachbit se encarga de borrar entre otras muchas cosas:
  • Historial bash
  • .ds_store
  • Thumb.db
  • Caché
  • Logs
  • Memoria
  • Papelera
  • Archivos temporales 

Figura 1: Limpieza del equipo con Bleachbit